Evita estos ejercicios si sufriste una lesión de ligamento cruzado anterior

Evita estos ejercicios si sufriste una lesión de ligamento cruzado anterior

Las lesiones de ligamento cruzado anterior son lesiones de rodilla comunes en personas que practican deportes de alto impacto: como el fútbol. Si sufriste una lesión de este tipo, debes evitar algunos ejercicios, sobre todo si ha pasado poco tiempo luego de tu recuperación.

¿Por qué hacer ejercicio después de una lesión de ligamento cruzado anterior?

Existen dos soluciones para una lesión de rodilla de este tipo: cirugía y métodos no invasivos (como la férula de yeso). Si practicas deporte de alto rendimiento, lo más probable es que tengas que entrar al quirófano para que el ligamento cruzado anterior sane por completo.

Por otro lado, si no es necesario que regreses al deporte de manera urgente puedes optar por la inmovilización parcial y la terapia física. En cualquiera de los casos el objetivo es volver a “pegar” el ligamento roto para que no pierdas movilidad.

Además, necesitarás rehabilitación física o fisioterapia

VER: Todo sobre el fortalecimiento muscular en rehabilitación 

¿Cómo se produce la ruptura de ligamento cruzado anterior?

El ligamento cruzado anterior permite a tu rodilla rotar y moverse hacia los lados sin que los huesos se salgan de lugar. En ese sentido, la forma más común de sufrir esta lesión es al dar la vuelta demasiado rápido; parar abruptamente luego de correr; mal aterrizaje luego de un salto o por un golpe directo en la rodilla.

Ejercicios que debes evitar

Cuando estás en la etapa de recuperación puedes experimentar cierto grado de dolor en la rodilla e incomodidad. SIn embargo, existen varias acciones que tú y tu fisioterapeuta pueden tomar para mitigar esta situación y lograr una recuperación exitosa. Aprende más sobre lo anterior aquí:

VER: ¿Cómo saber si necesitas fisioterapia?

Por otro lado, para tu lesión de ligamento cruzado anterior sane con mayor rapidez, evita los siguientes ejercicios:

1. Carga de peso excesivo

Recuerda que los ligamentos ayudan a mantener los huesos de la rodilla unidos. Una desviación del peso que cae sobre tu rodilla en medio del proceso de recuperación puede causarte serios problemas. Evita cargar pesas y usa muletas siguiendo las recomendaciones de tu médico.

2. Extensión de rodilla

También puede aplicar a sentadillas. Seguramente has realizado extensiones de rodilla y sabrás que exigen que estires por completo tu piernas. Estos ejercicios son excelentes para los músculos pero pueden afectar tu recuperación, especialmente durante las primeras semanas.

3 Otros aparatos del gimnasio

En el gimnasio también puedes encontrar aparatos de extensión de rodilla, pero con pesas. Son los clásicos ejercicios de levantar una cadena con peso mientras estás sentado o sentada. También se puede realizar de espaldas. Estos ejercicios pueden hacer que tu ligamento cruzado anterior vuelva a romperse o rasgarse. Evítalos hasta que tu médico te autorice cargar perso nuevamente.

Fisioterapia con los expertos

En Terapias Elite contamos con el mejor servicio de fisioterapia a domicilio. Médicos certificados y tecnología biomédica pueden ayudarte a lograr una recuperación exitosa de una lesión de ligamento cruzado anterior. No dudes en contactarnos para más información .

Contáctanos 

Más información en

Game Ready

Academia Americana de Cirujanos Ortopedistas

 

Give a Reply